ABOGADOS DE HUELVA ESPECIALISTAS EN CANCELACIÓN DE DEUDAS

Abogado experto en Ley de Segunda Oportunidad en Huelva

Si tus ingresos no son suficientes para afrontar tus deudas, rellena el siguiente formulario y le informaremos sobre como puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad sin compromiso alguno.

    Imaginaros la siguiente situación:

    Un matrimonio, o mejor un soltero, o quizás una soltera, o quien quiera que sea, pero en cualquier caso endeudado hasta las cejas.

    Cada mes, al llegar los recibos, buscando dinero debajo de las piedras para poder pagarlos.

    Así un mes tras otro.

    En un momento determinado se encuentran que deben decidir si pagan los recibos o pagan sus gastos más necesarios.

    Vaya cuadro.

    Puedo seguir describiendo este panorama, pero creo que no es necesario.

    A muchos les puede resultar cercano.

    Menos mal que no es tu caso.

    O sí.

    Desde luego, si es tu caso, no te envidio, pero si que puedo ayudarte.

    No es de coña.

    Soy abogado, sé de lo que hablo, y quizás te sorprenda saber que existe un cauce legal que permite cancelar estas deudas que no te dejan vivir.

    Se llama Ley de la Segunda Oportunidad.

    Al decirlo, es posible que esto ya te suene de algo.

    También podría describirte con todo detalle el procedimiento legal completo, pero lo normal es que después de leerlo te surjan muchas dudas, o incluso no llegues ni a leerlo.

    Es normal. Es muy aburrido.

    ¿Quiere decir ello que no vas a saber en qué consiste y cómo se desarrolla este procedimiento?

    Pues no tiene por qué.

    Vuelvo a decirte que soy abogado y, por supuesto, hago mi trabajo para ganar dinero, como cualquier abogado, pero resulta que además puedo ayudarte a quitarte de encima las deudas que te impiden vivir de manera desahogada.

    Lo que pretendo decirte es que lo mejor sería que me llames, yo te informo con todo lujo de detalle de como funciona la Ley de la Segunda Oportunidad, a continuación te indico mis honorarios, y con toda esta información, tranquilamente te lo piensas.

    Tú serás quien decidas si inicias esta vía para eliminar tus deudas, o sigues como estás.

    Nada te impide seguir como hasta ahora, ni nada te obliga a vivir mejor que hasta ahora, o quizás si.

    En cualquier caso, si deseas informarte sin compromiso alguno, puedes llamarme al teléfono 606 43 19 40, o bien, pulsas el siguiente botón para que me ponga en contacto contigo, si así lo prefieres.

      A continuación puedes leer la información relativa a la Ley de la Segunda Oportunidad que ofrezco en la web, pero le adelanto que es un poco aburrida.

      MEJOR LE INFORMO PERSONALMENTE

      Para ello, puede pulsar el botón indicado anteriormente, o puede llamarme al teléfono 606 43 19 40  y le atiendo sin compromiso alguno.

      ¿qué es la ley de la segunda oportunidad?

      La ley de segunda oportunidad es una ley que llega a España en el año 2015, en realidad llega a toda Europa en ese mismo año.

      En nuestro despacho nos ponemos a estudiar el proyecto de ley desde que sale, es decir, desde el año 2014, de forma que ya empezamos a estudiar las fases del procedimiento en sí y todos los cambios que podría tener, y ello para conocer en profundidad la ley una vez se aprueba.

      Esta ley es prácticamente una copia de la ley de quiebras de EE.UU. La ley de quiebras de EE.UU. lleva existiendo desde hace más de 100 años, y personalidades como Walt Disney, Donald Trump o Steve Jobs se han acogido a esta ley cancelando el cien por cien de sus deudas, es decir, han entrado en quiebra y han podido salir de la misma, de hecho, Donald Trump, por ejemplo, se cogió justo antes de ser presidente de EE.UU.

      Esta ley nace por distintos motivos, uno de ellos es que en Europa desde el año 2008 el índice de suicidios se dispara y para intentar frenarlo las distintas autoridades piensan en el porqué de estas acciones, y se dan cuenta de que gracias a los seguros que estas personas tenían contratadas sus familias se quedaban con una pensión de orfandad, de viudedad, en muchas ocasiones con un coche o la casa pagada y muchas de las deudas se exonerarán con la muerte de estas personas, esto hizo que Europa pensara en una solución, que no fuera esta, para que estas personas pudieran seguir viviendo sin necesidad de tener deudas y así nace la ley de segunda oportunidad.

      A pesar de que es un procedimiento concursal en el cual hay distintos profesionales, un abogado, un mediador, un administrador concursal, un juez, y a pesar de que a veces se pueda demorar en el tiempo, vale mucho la pena para esas personas que necesitan poner un punto y final y volver a empezar desde cero, de hecho, como sabéis esa es la finalidad y de allí viene su nombre.

      Es una ley que abre un camino a través del cual, cualquier particular, trabajador, empresario (profesional o autónomo), así como personas jurídicas, que se encuentren en situación de insolvencia, o que prevean que no van a poder cumplir con sus obligaciones, puedan liberarse de una parte de sus deudas, siempre que éstas deudas no superen los 5 millones de euros.

      Con ello, a través de este mecanismo el deudor de buena fe puede llegar a liberarse de aquellas deudas a las que no pueda hacer frente, y de esta forma pueden comenzar de nuevo una segunda vida sin la carga de las mismas, contribuyendo ello a mejorar su economía y la de su familia.

      Hasta hace muy poco, tratándose de persona física no empresaria, o incluso empresario autónomo, ni siquiera solicitando el concurso de acreedores podían llegar a la cancelación de las deudas, incluso habiendo intentado el pago que sus posibilidades le permitían. Sin embargo, países como Italia o Alemania si que recogían en su derecho esta posibilidad.

      Anteriormente, con el concurso de acreedores, sólo las empresas (personas jurídicas) podían liberarse de las deudas.

      Como puede comprobar es una información demasiado aburrida, le recomiendo que para informarse me llame al teléfono 606 43 19 40, o rellene el formulario que viene a continuación.

        ¿quién puede acceder a esta ley?

        Segunda oportunidad para particulares

        Los particulares pueden cancelar sus deudas de una forma legal

        Segunda oportunidad para autónomos

        Los autónomos pueden cancelar sus deudas de una forma legal

        Segunda oportunidad para empresas

        Las empresas pueden cancelar sus deudas de una forma legal

        ¿Cuánto cuesta acogerse a la Ley de segunda Oportunidad?

        Tengo que decir que es la pregunta que más me han hecho y voy a responder con la palabra que utilizamos los letrados por excelencia “depende”.

        Siento ser ambiguo y no poder daros una cantidad concreta, pero al final la ley segunda oportunidad va a depender de muchos factores.

        No obstante, en primer lugar, debemos distinguir entre los honorarios que cobraríamos como abogados y el resto de gastos que supone acogerse a esta ley y que no recibimos nosotros.

        Respecto de los honorarios que nosotros cobramos al cliente, les puedo asegurar que son muy asumibles, y que con una simple llamada podemos concretaros el importe.

        Lo que, sin duda, podemos asegurarle es nuestra larga experiencia en este ámbito.

        El resto de los gastos, que como he indicado anteriormente no cobramos nosotros, dependerá del importe total de las deudas, del importe del patrimonio del deudor y de la provisión que exija el notario.

        Como abogado puedo indicarte que, no solo ayudo a clientes a acogerse a la ley de Segunda Oportunidad, sino que también actúo como Mediador Concursal y como Administrador Concursal, es decir, conozco el procedimiento desde ambos ámbitos, como apoyo al deudor y como persona que interviene y administra el patrimonio su patrimonio.

        Por tanto, si tu situación actual te impide asumir tus deudas puedo poner a su disposición toda mi experiencia para asesorarle durante todo el procedimiento.

        No dude en llamarnos y le informaremos sin compromiso alguno.

        Si desea que le llamemos nosotros, puede completar el siguiente formulario y en breve nos pondremos en contacto.

          ¿Se pueden cancelar las deudas con Hacienda y Seguridad Social?

          La respuesta a día de hoy, verano del año 2022, es SI.

          Si tienes de deudas con Hacienda y Seguridad social, no importa si son por trabajadores de una empresa que tuviste, si son personales tuyas, son por no pagar la cuota de autónomo, por multas que tengas con algún ayuntamiento, cualquier tipo de deuda pública se puede cancelar.

          De entrada las deudas públicas acostumbran a ser deudas muy altas, sobre todo porque tienen altos recargos y altos intereses. Nada más entrar en ley de segunda oportunidad los recargos y los intereses se anulan, por lo tanto, ya te estás ahorrando gran parte de esta deuda pública.

          El principal de la deuda va a acompañarte durante todo el concurso y al final en la aprobación del BEPI (Beneficio de exoneración del Pasivo Insatisfecho) el juez fallará al respecto.

          Se puede exonerar el 100%, o bien, exonerar el 100% a partir de un plan de pagos a 5 años máximo, es decir, tendréis la posibilidad de poder pagarla durante 5 años.

          ¿A qué cuota? A la cuota que si puedas pagar. Si tienes una deuda muy alta con hacienda, pero solo puedes pagar 3 euros al mes, o 10 euros al mes, 15 o 20, esta va a ser la cuota mensual que vas a tener que pagar.

          ¿Durante qué periodo? Pues durante el periodo que se haya pactado en tu BEPI.

          Por tanto, las deudas públicas sí que son exonerables.

          La Ley Concursal cambiará en septiembre de 2022 ¿Qué sucederá? La ley concursal cambia y con ella la ley de segunda oportunidad. Uno de los cambios que ha querido introducir el gobierno es que no se puedan exonerar las deudas públicas. ¿Es eso cierto? Pues no del todo. Empezaron diciendo que no se podían exonerar deudas públicas, después dijeron que se podían exonerar hasta 1.000 euros con Hacienda y 1.000 € con Seguridad Social, más adelante aumentaron este ratio y dijeron que se podrían exonerar 10.000 euros de deuda pública, 10.000 con Hacienda y 10.000 con seguridad social.

          ¿Cuál es la buena versión? Pues mira la ley aún no ha salido y, por lo tanto, no sabemos al final que ha decidido el gobierno; sin embargo, ya hay algunos juzgados entre ellos los mercantiles de Barcelona que, suelen marcar el rumbo al resto en este ámbito, ya han dicho que aunque España ponga en la ley que no se pueden exonerar este tipo de deudas ellos lo van a seguir haciendo, que al otorgar el BEPI se va a seguir indicando que la deuda se exonera y, ¿Por qué? Pues porque no tenemos que olvidar que somos europeos, y también Europa crea leyes, crea directivas, crea reglamentos y la Ley de Segunda Oportunidad es una ley europea y Europa dice que la deuda pública sí que se exonera. Por este motivo los jueces de Barcelona ya han empezado a decir que ellos van a aplicar la ley europea y se exonerarán las deudas públicas.

          Por lo tanto, como consejo yo aconsejaría entrar cuanto antes a la Ley de Segunda Oportunidad porque no sabemos hasta dónde van a llegar estos cambios y que va a hacer el juzgado que va a llevar tu procedimiento y, por lo tanto, no sé la actitud que dicho juzgado va a tener al respecto.

          Lo normal será que al final, aunque durante unos años el gobierno diga que sólo se pueden echar 10.000 euros, van a terminar siendo muchísimos más.

          Las deudas públicas se van a tener que exonerar al final de todo y ¿por qué? porque lo dice Europa. Las leyes existen para conseguir un propósito, y la finalidad de estaa ley es tener una segunda oportunidad.

          ¿Cómo vas a tener una segunda oportunidad con deudas de miles de euros? Hay empresarios autónomos que tienen deudas de 100.000 o 200.000 euros, deudas muy altas ¿Cómo vas a volver a nacer? ¿Cómo vas a volver a solicitar una hipoteca? ¿Cómo vas a volver a iniciar tu vida financiera? La ley no está bien hecha y lo van a terminar cambiando.

          Con este ejemplo se puede ver muy claro que este cambio respecto de las deudas públicas no está bien hecho y no cumple lo que dice Europa. Por lo tanto, no os preocupéis porque en caso de que la ley marque este cambio se va a terminar cambiando y la deuda pública se va a seguir exonerando, al menos esa es nuestra opinión.

          Como veis en el mundo concursal estamos en un momento de ambigüedad, pero aún así intentamos dar siempre las soluciones muy claras.

          Nuestro consejo es acogerse a esta ley cuanto antes.

          ¿Es una estafa la Ley de la Segunda Oportunidad?

          Hay mucha gente que no se termina de creer que pueda directamente quedarse sin deudas. Es lógico pensar esto, porque desde hace muchos años en España el que debía algo lo tenía que pagar. Pero lo cierto es que la Ley de la Segunda Oportunidad, no sólo no es una estafa, sino que no es ninguna invención de España. España, digamos que ha llegado, entre comillas, tarde a esto.

          Desde hace muchísimos años en Estados Unidos, en Reino Unido, en Israel, en Alemania, tienen estos mecanismos de «nuevo comienzo», que se le llama en estos países, es un nuevo comienzo para la persona.

          En España toda la vida había la cultura de que el que debe algo lo tiene que pagar. Y en realidad había la cultura de que al que le va mal la vida, directamente se quedaba, o se queda incluso aún hoy en día estigmatizado, con una cruz que le hace prácticamente que le cueste mucho levantar cabeza.

          Esto, es lo que viene a cambiar la Ley de la Segunda Oportunidad. Hay que tener en cuenta, en definitiva, que, aunque parezca increíble, esta Ley de la Segunda Oportunidad se configura como un derecho del ciudadano. Es decir, yo, tú, cualquiera, tiene derecho a hacer esto, si tiene un accidente financiero, un desliz.

          Y aunque parezca mentira, eso le interesa a la banca. Aunque parezca mentira, eso a las entidades bancarias les interesa. ¿Por qué? Porque una persona cuando debe algo y no lo puede pagar es probable que no lo puede pagar durante toda la vida. En cambio, si a esa persona se le da la Segunda Oportunidad, se le permite volver a acceder al mercado crediticio, puede volver a contratar un préstamo, una hipoteca y pagar intereses. En definitiva, es el negocio de la banca.

          Aunque quizás a la entidad «X» le quede una deuda de 30.000 € perdonada, que no la va a poder volver a reclamar nunca más, esa persona que ha obtenido la Segunda Oportunidad, cogerá un coche financiado de renting, de leasing, una a hipoteca. Es decir, a las propias entidades bancarias ya les interesa esto, y también le interesa al Estado. ¿Cuánta gente hoy en día se mueve en lo que se le llama economía sumergida, dinero negro, dinero en efectivo? Una barbaridad.

          Eso al Estado no le interesa. Le interesa que la persona resurja de sus cenizas y pueda volver a moverse en el mercado crediticio normal, declarando, con facturas, pagando IVA, IRPF, pagando retenciones. Es decir, salir un poco de la economía sumergida. 

          ley de segunda oportunidad para autónomos

          Con la Ley de Segunda Oportunidad los autónomos también pueden cancelar sus deudas.

          En caso de haber avalado un crédito de su empresa personalmente también puede acogerte a esta Ley.

          Esta es una puerta que se le abre a muchos autónomos que hasta ahora a través del concurso no solucionaban todo su problema.

          fases del proceso de la ley segunda oportunidad

          01

          Intento de un acuerdo extrajudicial de pagos

          En primer lugar se acude, ya sea a la Notaría, o bien, al Registro, que nombrará un Mediador Concursal.

          Mediante su intervención se intentará obtener el acuerdo con los acreedores, proponiendo una quita en la deuda, unos aplazamientos de hasta 10 años, etc.

          Si se alcanza el acuerdo, finaliza el proceso. En caso contrario, se continúa con la siguiente fase.

          02

          Concurso de acreedores

          Dado que no se ha alcanzado un acuerdo con los acreedores, se acude al juzgado donde, una vez iniciado el concurso consecutivo, se liquidarán los bienes para pagar con ellos la parte de las deudas hasta donde se alcance.

          03

          Exoneración de la deuda

          Terminado el concurso, se solicita al Juzgado el «beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho» (178 bis Ley Concursal), es decir, se solicita que se nos libere y se cancelen las deudas que hayan podido quedar sin pagar.

          Si se logra la exoneración total, el deudor quedará sin deudas, es decir, libre de todas las deudas.

          ventajas de la ley de segunda oportunidad

          El proceso recogido en la Ley de Segunda Oportunidad le protegerá por Ley del acoso de los acreedores, por lo que queda protegido su sueldo o, en su caso, su pensión.

          LOS EMBARGOS SE DETIENEN

          No se podrá iniciar, ni continuar ninguna ejecución o embargo judicial o extrajudicial.

          LOS PAGOS SE DETIENEN

          Iniciado el proceso deberá de abstenerse de realizar pagos, así como de cualquier acto de administración o disposición.

          LOS INTERESES SE DETIENEN

          Se suspende el devengo de intereses de los préstamos y micropréstamos.

          SU SUELDO QUEDA PROTEGIDO

          Quedará protegido de embargos y ejecuciones de sueldos, salarios y pensiones hasta el S.M.I.

          LOS ACREEDORES DEJAN DE MOLESTAR

          Desde el inicio del proceso estará protegido frente a la insistencia de sus acreedores.

          FIN AL 100% DE TU DEUDA

          Existe la posibilidad de exoneración del pasivo insatisfecho, des decir, del perdón de las deudas.

          abogados especialistas en cancelación de deudas

          CONTACTO

          Si desea conocer como liberarse de sus deudas, puede contactar sin compromiso alguno con nuestro equipo de Abogados especialistas en Ley de Segunda Oportunidad, que le informarán sobre como acogerse a este procedimiento legal

          Datos de contacto

          Calle Rascón, 22 Entreplanta 3 CP 21001 HUELVA

          Email: info@segundaoportunidadhuelva.com

          TELÉFONO

          606 43 19 40

          Consúltenos

          Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad

            si quieres cancelar sus deudas siguiendo la vía legal, llámanos

            guía para entender la ley de segunda oportunidad

            El funcionamiento de la ley de Segunda Oportunidad

            La idea que subyace detras de esta Ley es lograr una reducción de la deuda por parte del deudor logrando a su vez la satisfacción de los acreedores.

            La idea es conseguir que el deudor consiga reestructurar el conjunto de sus deudas, reforzando a su vez la protección del deudor  quien es insolvente.

            Qué requisitos hay que reunir para acogerse a la Ley de segunda Oportunidad

            Los requisitos principales que se deben cumplir para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad son basicamente:

            • Haber actuado de buena fe.
            • Encontrarse en situación de insolvencia.
            • Tener un mínimo de dos deudas,.
            • Que el importe que se deba no supere los 5.000.000 €.
            • Y por último, no haber cometido delitos fiscales.

            Cómo acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

            Ir acompañado de un abaogado experto es lo más recomendable para obtener el éxito previsto.

            Durante todo el proceso le asesorará y le indicará todo cuanto sea conveniente en cada momento.

            El Acuerdo Extrajudicial de Pagos

            Se trata del procedimiento a través del cual se tramita todo cuanto se especifica en la Ley de Segunda Oportunidad respecto de la fase que no es propiamente judicial.

            La fase correspondiente al Acuerdo Extrajudicial de Pagos engloba todos los trámites a través del cual se intenta llegar a un acuerdo con dichos acreedores en cuanto a la rebaja de la deuda -quita- y en cuanto a los plazo en los cuales se va a pagar ésta -espera-, puesto que se precisa, como veremos, la aprobación de dicho acuerdo propuesto por los acreedores,

            Este trámite se denomina Acuerdo Extrajudicial de Pagos y se solicita el inicio del mismo en una Notaria de las que corresponda por el domicilio del deudor.

            Por tanto, es la fase en la que principalmente se intenta reestructurar la deuda.

            El haber iniciado (intentado) un Acuerdo Extrajudicial de Pagos es una muestra de la buena fe por parte del deudor, en tanto que muestra la intención de afrontar la deuda, aunque sea en una condiciones más beneficiosas para éste.

            Es en esta fase en la cual se hace más preciso el hecho de ir acompañado de un abogado experto en esta materia, sobre todo, para evitar cualquier obstáculo que impida obtener posteriormente la exoneración del pasivo insatisfecho, es decir, el perdón o cancelación de las deudas.

            En esta fase se nombra una persona que va a llevar el control de este proceso –mediador concursal, aunque dicho papel lo puede asumir directamente el propio Notario– y que a su vez intentará que las negociaciones sean lo más fructífera posible.

            Mayorías necesarias para que el Acuerdo Extrajudicial de Pagos sea aprobado

            El mediador concursal facilitará la negociación entre deudor y acreedores para llegar a un acuerdo respecto al Plan de Pagos propuesto por aquel.

            El hecho de que el acuerdo sea suscrito por un acreedor, implica que asume lo indicado en éste, sin embargo la aplicabilidad del mismo puede afectar a otros acreedores. Así:

            • Si se plantea una quita inferior o igual al 25% del importe de la deuda y además la espera no supera los 5 años. Resultará obligatorio para todos los acreedores sin garantías reales cuando el 60% del pasivo suscribe el acuerdo. Respecto de aquellos que tengan garantía real la efectividad se limitará a la diferencia entre el valor de la deuda y la garantía.
            • Si la quita supera el 25% se aprobaría si se acepta por al menos el 75% del pasivo. En ningún caso se podrá acordar espera superior a 10 años.

            Efectos del Acuerdo Extrajudicial de Pagos

            La ley de segunda oportunidad no establece un procedimiento propio, sino que tiene las particularidades propias de un concurso. Ello quiere decir que aprobado un acuerdo extrajudicial de pagos tendrá los mismos efectos que tendría la aprobación del convenio en el seno de un procedimiento concursal.

            Ello quiere decir que no se podrán instar ejecuciones contra el patrimonio del insolvente.

            Asimismo, la aprobación impedirá que se solicite el embargo de sus bienes. De hecho, se paralizaría cualquier ejecución que hubiera.

            Y lógicamente, la aprobación de un acuerdo extrajudicial de pagos supondrá el aplazamiento de las deudas por el plazo propuesto, e igualmente se reducirá los créditos según la quita aprobada.

            El plan de pagos representa el requisito “a futuro” de la Ley de Segunda Oportunidad.

            El acuerdo propuesto debe ir acompañado de un Plan de Pagos, el cual representará el proceso según el cual dicho acuerdo se debe materializar, es decir, describirá el calendario de pagos.

            Dicho plan deberá cumplirse para evitar que se levante el beneficio de exoneración de deudas. Y ello porque una vez aprobado el plan de pagos el juez acordará una exoneración provisional, la cual se convertirá en definitiva una vez transcurrido 5 años desde su culminación sin que haya sido revocado.

            Cumplir el plan de pagos es vital para evitar que se te aplique el principio de responsabilidad patrimonial universal, de forma que siempre que cumplas con el plan de pagos no se te podrá exigir otra responsabilidad respecto de tu patrimonio.

            Deudas que no se pueden cancelar

            Para poder obtener el beneficio de la ley de la segunda oportunidad, es decir, poder obtener la exoneración del pasivo insatisfecho, es preciso haber pagado:

            • Los créditos contra la masa.
            • Los créditos privilegiados.
            • Y en caso de no haber celebrado, o intentado celebrar, un acuerdo extrajudicial de pagos, al menos un 25% de los créditos ordinarios.

            Este requisito puede decaer siempre que se consiga demostrar que el deudor intentó pagar tales créditos sin éxito. Además, el insolvente deberá someterse a plan de pagos y demostrar que no se ha beneficiado de esta ventaja en los últimos 10 años.

            Por tanto, los créditos públicos y los alimentarios quedan fuera del beneficio de exoneración de la ley de la segunda oportunidad.

            La deuda no puede ser superior a los 5 millores de euros

            Quiere ello decir que si tu deuda supera los cinco millones de euros no podrás acogerte a los beneficios de la ley de segunda oportunidad.

            El beneficio de exoneración de deudas

            Dicho beneficio consiste en la posibilidad de liberarse de determinadas deudas.

            Esta exoneración podrá afectar a los créditos ordinarios y subordinados y a parte de tus créditos hipotecarios.

            Solo pueden exonerarse deudas que no quedan protegidas por la ley ni hayan podido pagarse. 

            La exoneración de las deudas es lo que permite comenzar una segunda oportunidad.

            Pero para que ello resulte, previamente los impagos no podrán ser intencionados, es decir, el deudor ha debido actuar siempre de buena fe.

            Por ello, la ley de segunda oportunidad solo te exime del pago de aquellas deudas que, pese a haber invertido todo tu patrimonio, haya resultado imposible de satisfacer.

            Abrir chat
            ¿Cómo como podemos ayudarte?
            Hola
            ¿En qué podemos ayudarte?